Mapas de lugares que no existen

Para qué esa brújula si no tengo norte, me dijo. Yo te guío, respondí toda lacrimosa. Y le ofrecí mi mano, reventada por las costuras, para que no se olvidara de mis dedos, de mis uñas, de mis yemas redondas. De las cicatrices que separan mi "yo no he sido" de mi "no pasa nada". Porque pasa, y tú lo sabes.

4 comentarios:

AAN dijo...

Ha sido tu cumple y yo sin saberlo... Ains, bueno, te recompensaré ;)

Nébula dijo...

Me llegó, me removió, me derrotó .*

Meryone dijo...

somos todos un canto al optimismo...

pasa, pasa

besos, preciosa

|Andina| dijo...

ouch.

sí pasa.