Kenda

Nebulosa y almibarada. Acurrucada y de negro. Te tengo en la retina. Tus pupilas, oscuras. Tus palabras, iracundas. Te llevo en el cristalino, mujer extraña. Te conservo en la memoria. Difuminada, como un sueño, como una aparición en la noche. Ligera, liviana. La uve me hace levitar. Recuerdo tus palabras. Te intuyo significando mucho, pero no te concreto. Soñé con tus pestañas, empezabas por una consonante acristalada. Ahora me pregunto dónde terminas, vocal abierta. Te guardo, Pandora, para la siguiente vez...

3 comentarios:

Nébula dijo...

nunca se sabe...

(leche, qué bien escribes!:D )

AAN dijo...

Encuentros en el metro? ;)

El Zascandil dijo...

Mmmm, la recordaste, qué suerte!!
:-P