Accidentes

Cruzo el paso de peatón y ella me sonríe. Me mira, pero no me ve. Alarga la mano y me ofrece un folleto. Lo recibo con un gracias y sigo mi camino. El papel pasa de la mano izquierda a la derecha. De la derecha a la izquierda. Solo pienso en deshacerme de él. Justo ahora. Ya. Pero alguien se me ha adelantado. Todos los que se cruzaron con ella antes que yo. Me planteo arrugarlo y metérmelo en el bolsillo. No lo hago. Tampoco lo voy a leer. O si. Azafatas. Sonrío por primera vez en todo el día. Me siento en el primer banco que encuentro y ... magia!!!

1 comentario:

|Andina| dijo...

genial!!!!

me gustó!
me dio ganas de robarte la idea.
pero... mejor esperaré.