La mujer pendular sostiene la ventana para que no te pilles los dedos

Pero, por su propia naturaleza, la mujer pendular puede decidir, sin aviso ni acuse de recibo, que el color de las uñas debe ser verde y no rojo, razón por la que soltará la ventana y besará tus muñones.

5 comentarios:

Camaleona dijo...

Mejor alejarse de la mujer pendular.

Nébula dijo...

verde, siempre verde n_n

AAN dijo...

Imposible huir de ella. Vives en sus entrañas...

Dara Scully dijo...

Es caprichosa.



Miau

u minúscula dijo...

uy..