Antes rubia, ahora pelirroja

No hay nada que más me obsesione que la férrea voluntad para cambiar de color de pelo antes del solsticio. En el Akelarre ella se inclinaba, como las demás. Pronunciaba con esmero las vocales abiertas, aunque se sintiera átona; aunque se deshicera en esdrújulas justo antes de las doce campanadas. Y la luna se partió en dos...

8 comentarios:

Meryone dijo...

hace un mes que hay un paquete de henna en mi casa esperando a volverme pelirroja

por supuesto, me hice mayor y ya no tengo paciencia para estar tanto tiempo con eso en la cabeza...

pero yo quiero volver a tener el pelo rojo!

Nébula dijo...

ains, reitero lo escrito arriba, yo quiero volver a ser pelirroja jo :(

me siento átona tantas veces y me deshago esdrújula tantas otras...

Besos no átonos precisamente ;)

Comtessa d´Angeville dijo...

Cambio de corte, hace algunos meses de la última vez que me teñí... he abusado demasiado de los colores los últimos años y he conseguido acabar con una melena preciosa rizada, y no hay manera de recuperarla... Los tintes y yo hemos acabado.

Dara Scully dijo...

Esdrújulas de pelo negro. O agudas de rubio.


Miau

u minúscula dijo...

espero que lo lea

Camaleona dijo...

A veces tengo el pelo largo, otras corto, a veces liso y otras rizado, pero siempre soy morena, y tengo morenos corriendo por la casa.

AAN dijo...

¿Sabes que fui pelirroja cuatro meses de mi vida?

Tenemos un cine navideño pendiente, I know ;)

AAN dijo...

Toc, toc. Creo que va tocando una de filmoteca, en cuestión de días :)