Si me das a elegir

Nunca una canción me hizo llorar tanto, tanto, tanto. No hay grandeza, ni gloria, ni destino. Te quiero es un eufemismo. Te quiero ha perdido el cielo. Te quiero baila drogada porque quiere olvidar: Sus brazos, esa mirada hambrienta, la presión en la boca del estómago. Y las ganas de escupir sobre tu cuerpo tirado en la cuneta. Las metáforas me han dejado de herir. Desde que me las coso a los párpados lo veo todo claro. Cristalino. En tecnicolor.

4 comentarios:

Sakura dijo...

No es bueno desayunarse a Angélica.
Incluso a ella le sienta mal el café.

Meryone dijo...

hoy creo que me has descrito, pequeña delirio

Nébula dijo...

te quiero es un eufemismo, que gran frase .*

Nuria dijo...

puro nutriente ese desayuno+


saludos delirantes